El uso de microscopio dental ha sido un antes y un después para muchos profesionales del sector dental. El Dr. Juan Navarro Ferri, Co-director del Máster en Endodoncia en el Instituto Valenciano de Investigaciones Odontológicas en la Universidad Politécnica de Valencia y director médico del Centro Dental Navarro Ferri, nos cuenta por qué lleva tantos años trabajando con magnificación.

Evolución en el uso de microscopio dental

Estimad@s compañer@s,

Soy Juan Navarro Ferri y me dedico a la Endodoncia desde hace diez años, y soy usuario de magnificación desde hace más de ocho. Quería comentaros la evolución que he vivido junto a la especialidad y cómo ésta nos afecta a todos los que la practicamos.

Es evidente que todos estos cambios se basan en la ciencia, en el entendimiento de la biología y la tecnología, y buscan simplificar los procedimientos terapéuticos para obtener resultados clínicos exitosos y satisfacer las expectativas, tanto nuestras, como especialmente, de nuestros pacientes.

Los avances que suelen centrar la atención de los compañeros generalistas, que también realizan tratamientos endodóncicos, son aquellos que hablan sobre los nuevos instrumentos que van saliendo al mercado, su resistencia y flexibilidad, lo sencillo que hacen el tratamiento, etc.

¿Cuál es el avance que más valora?

Para mí, y seguro que también para muchos de vosotros, una de las líneas en las que más agradecemos los avances son los del campo de la magnificación. Y esto, ¿por qué? Pues porqué como me dijo hace mucho tiempo mi padre (oftalmólogo con más de tres décadas de experiencia en el uso de la microscopía quirúrgica), la diferencia entre imaginarlo y verlo, es abismal. Y, efectivamente, así es. La magnificación nos aporta cosas que ningún otro instrumento nos puede aportar. Mejora nuestra habilidad manual, ya que ésta está condicionada por el nivel de agudeza visual.

Recuerdo cuando comencé a trabajar y lo hacía, llamémoslo a “ojo desnudo”, y estaba seguro de la calidad y precisión de mis tratamientos. Posteriormente, pasé a trabajar con lupas de 2.5x aumentos y entonces, fui consciente de que no era tan preciso como creía. Más tarde pasé a unas lupas de 3.3x, y tuve la misma sensación. Finalmente, hace unos años decidí adquirir unas lupas de 5.0x, y naturalmente, de nuevo apareció esta sensación.

El mundo cambió para mí al trabajar con microscopio, desde hace ya unos años, llegando a aumentos aproximadamente de 25x. Y ya no solo por la capacidad visual que nos aporta, sino también por la ergonomía, algo que con el paso del tiempo y el acúmulo de horas de trabajo, valoramos más y agradecemos enormemente. El microscopio nos obliga a trabajar con una higiene postural óptima al mismo tiempo que le transferimos precisión a nuestras manos y facilitamos la toma de decisiones puesto que al ver más, tenemos más información.

¡INDUDABLEMENTE DI SÍ AL USO DE MICROSCOPIO EN LA ClÍNICA DENTAL!

Si quieres conocer más acerca del microscopio dental Labomed, puedes escribirnos a través del formulario web que encontrarás a continuación.

    ¿Necesitas ayuda? contacta con nosotros y uno de nuestros expertos te atenderá encantado